No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Me contaron unas mamis, que hay un tema que está un poco aparcado, ya sea por vergüenza o por desconocimiento. Un tema que para el parto y el postparto es muy importante, ya que de él depende el futuro bienestar físico de la madre. Hoy vemos…

 

EL SUELO PÉLVICO

 

Como siempre y para variar, comienzo con la definición del tema de hoy.

El suelo pélvico es una estructura formada por músculos y tejido conectivo que se encarga de dar forma y “sostener´´ los órganos pélvicos y abdominales. El principal componente es el músculo elevador del ano, que cubre la mayor parte de la pelvis.

Los órganos pélvicos van a dividirse en tres zonas:

  • Zona anterior: formado por vejiga y uretra

 

  • Zona media: útero y vagina

 

  • Zona posterior: recto, conducto anal, aparato esfinteriano

 

Las estructuras que forman estas tres zonas están en estrecha relación, con lo cual, tanto los músculos como los tejidos van a participar en las funciones de los órganos.

Van a determinar el soporte mecánico y la continencia urinaria y fecal.

suelo pelvico

 

 


IMPORTANCIA DEL SUELO PÉLVICO

Nos preguntaremos que porqué ahora se le da tanta importancia a algo que antes se desconocía. Son varias las razones:

  • Ahora estos temas los tratamos con normalidad con nuestro ginecólogo, antes ni se mencionaban por pudor.

 

  • La sociedad y modo de vida, han hecho que ahora las mujeres sean madres mucho más tarde de lo que lo eran antes. Y aunque los tiempos han cambiado, la biología, no. Cuando se es madre con 20 años, el cuerpo se recupera de forma más rápida y eficaz, que cuando se es madre pasados los 30. Siento ser así de cruda, pero es la realidad.

 

  • Antes, las mujeres no miraban tanto por su bienestar social, laboral, sentimental…pero ahora sí. Eso hace que queramos recuperar nuestro cuerpo y vida con los menores cambios posibles tras el parto.

 

  • El punto anterior me lleva a la frase: “si se escapan unas gotitas de pis, es normal´´. Eso nos dirán nuestras abuelas, pero eso para nosotras es el acabose!! De ahí la importancia de mantener el suelo pélvico en forma.

 

  • En los casos más extremos, no tener un suelo pélvico ejercitado, puede llevarnos a perder el control de los esfínteres, llegando a orinar y defecar de forma involuntaria.

 

 


POSIBLES PROBLEMAS

Incontinencia urinaria:

Se define como incontinencia urinaria como la pérdida de orina involuntaria a través de la uretra.

Hay varios tipos de incontinencia, pero solo veremos los que nos atañen:

  • De esfuerzo: se da cuando se ejerce una presión en el abdomen y el músculo no contrae de forma correcta.

 

  • Mixta: se origina al realizar un esfuerzo, reír, estornudar, toser..

 

Podría darse alguna más en función de la paciente.

 


Incontinencia fecal:

Se define como la pérdida involuntaria de materia rectal sólida, líquida, gaseosa o mucosa.

Estos son los casos extremos o porque haya habido un parto difícil o con algún tipo de intervención médica.

 


Disfunción sexual femenina:

Es el trastorno muy común en las mujeres que tienen problemas en el suelo pélvico. Se produce anorgasmia (no hay orgasmos), dolor y sequedad vaginal debida a la falta de tono muscular, alteraciones anatómicas o la incontinencia de esfínteres que mencionaba antes.

 

 


ACUDIR A LA CONSULTA

Una vez transcurrido el parto, se debe acudir de nuevo al ginecólogo para realizar un estudio completo del suelo pélvico. Esta es la mejor forma de saber qué zonas se han resentido y qué ejercicios son los más adecuados.

Con el diagnóstico en mano, el siguiente paso es acudir a un fisioterapeuta especialista en recuperación del suelo pélvico con el que comenzar a trabajar las zonas concretas con sus correspondientes ejercicios.

El mejor momento para comenzar con dichos ejercicios, será después de la cuarentena.

 

 


EJERCICIOS DE RECUPERACIÓN

Voy a explicar unos ejercicios muy útiles para la recuperación del suelo pélvico que ayudan también a recuperar el control de los esfínteres.

¡OJO! Estos ejercicios, solo los expongo, este NO es mi campo.

 Para realizarlos de forma correcta no vale con leer el procedimiento y ver tutoriales, es necesaria la presencia de un fisioterapeuta que corrija en todo momento los ejercicios y enseñe cómo hacerlos.

 

Ejercicios de KEGEL:

Estos ejercicios fueron inventados por el sexólogo estadounidense Dr. Arnold Kegel en 1940. Están recomendados para todos los tipos de incontinencia. Con ellos, fortalecemos el músculo del periné de forma que la vejiga y la uretra quedan “sujetas´´. Además, se fortalecen los esfínteres.

Lo recomendable es comenzar estos ejercicios durante el embarazo, porque ayudan a facilitar el parto natural.

Una vez que se comience con los ejercicios, los resultados serán perceptibles a los 2 meses.

Después de un año con ellos, el 60% de las mujeres elimina la incontinencia o la consigue minimizar.

 

Antes de comenzar con los ejercicios, debemos conocer nuestro cuerpo. Debemos conocer los anillos que rodean a las diferentes partes:

  • Anillo que rodea la uretra: lo identificamos porque es el músculo con el que aguantamos para hacer pis. Esa contracción, la ejerce este anillo.

 

  • Anillo que rodea a la vagina: introducimos el dedo índice en la vagina e intentamos apretarlo con los músculos. Tenemos que intentar cerrar la vagina.

 

  • Anillo que rodea el ano: misma operación que la anterior. Introducimos el dedo índice en el ano e intentamos apretarlo con los músculos. La sensación seria la misma de antes, intentar cerrar el ano o “hacer fuerza´´ para no defecar.

 


Tabla de ejercicios:

Estos ejercicios pueden llevarse a cabo sentada, tumbada, de pie y, cuando ya vas dominando, andando.

Ejercicio 1: “El lento´´: Contraer todos los anillos, mantener la contracción 5 segundos y relajar.

 

Ejercicio 2: “El rápido´´: Contraer todos los anillos y relajar lo más rápido posible.

 

Ejercicio 3: “El ascensor´´: Contraer todos los anillos en tiempos. Intentar hacer de 3 a 5 contracciones seguidas, sin relajar. Después, relajar todos los músculos.

 

Ejercicio 4: “La onda´´: Contraer y relajar los anillos en forma de onda. Primero el anillo de la uretra,  luego el anillo de la vagina y por último, el anillo del ano.

 

En las fases de inicio, se deben realizar 10 repeticiones de cada ejercicio, cuatro veces al día.

En las siguientes fases, hacer 50 repeticiones cuatro veces al día.

 

  • Si al iniciarte en los ejercicios, el embarazo está avanzado y no puedes hacerlo sola por el volumen de la barriga, pide a tu pareja que te ayude.

 

  • Los ejercicios deben hacerse con la vejiga vacía para evitar el riesgo de infecciones urinarias.

 

  • Durante la realización de los ejercicios, no debe doler la espalda ni notarse fatiga. Si es así, es que los ejercicios no se están realizando de forma correcta.

 

  •  No deben contraerse los músculos abdominales, los glúteos ni los muslos durante los ejercicios.

 

  • Es recomendable contraer el periné siempre que vayas a coger peso, toser o estornudar, saltar…así, puedes evitar pérdidas de orina.

 


Otra opción muy buena de ejercicios, son los abdominales hipopresivos.

Son un conjunto de ejercicios a nivel respiratorio y postural que permiten la relajación o contracción del diafragma.

Pero ahí sí que no me meto, eso lo debéis consultar con un fisioterapeuta.

 

¡¡Por favor, si hay algún fisioterapeuta en la sala, que dé el visto bueno!!

 


Otra muy buena opción son las clases de pilates.

 

 


ACCESORIOS DE AYUDA

Para ayudarnos a realizar los ejercicios, contamos con una serie de accesorios.

Conos vaginales:

Consisten en pesas con forma de cono que tienen diferentes pesos.

¿Cómo usarlos?

  • Deben introducirse en la vagina a modo de tampón, con el cordel hacia fuera, hacia abajo.

 

  • El peso del cono hará que de forma involuntaria contraigas los músculos para no dejarlo caer.

 

  • Antes de comenzar los ejercicios, es necesario escoger la pesa adecuada, comenzando por la de menor peso. Si la retenemos sin esfuerzo, pasamos a la siguiente. Así hasta llegar a la que nos cueste más.

 

  • Los conos deben llevarse puestos durante 15 minutos dos veces al día, mañana y tarde. Pueden llevarse de pie, sentada, caminando…

conos vaginales

 


Bolas chinas:

He visto varias opiniones en cuanto al uso de las bolas chinas. En todo momento se recomienda su uso para fortalecer el suelo pélvico, pero no todos recomiendan su uso excesivo.

  • Al igual que los conos, su colocación es la misma, se introducen en la vagina con el hilo hacia abajo.

 

  • Su uso debe limitarse a casa, ni salir con ellas ni caminar con ellas, para, así, evitar forzar el músculo.

 

  • Cuando vayamos a realizar los ejercicios en casa, nos ponemos las bolas chinas para reforzar el entrenamiento.

 

  • Es muy recomendable hablar con tu fisioterapeuta sobre el uso de las bolas chinas. De esta forma podrá elegir, en función de tu estado, el peso con el que debes empezar a trabajar.

bolas chinas

 

 


MEDICACIÓN

Para este tipo de problemas, la medicación no es útil. Si estamos tomando algún medicamento que pudiera producir incontinencia, es conveniente hablar con nuestro médico.

La incontinencia urinaria de esfuerzo solo se soluciona con el ejercicio constante y con medidas higiénico-sanitarias.

 

 


MEDIDAS HIGIÉNICO-SANITARIAS

Estas medidas se recomiendan para complementar los ejercicios de fortalecimiento. Son pautas que vienen bien y ayudan con los problemas de incontinencia.

  • Evitar alimentos ácidos como los cítricos, el tomate o la comida picante

 

  • Intentar evitar procesos de estreñimiento para no forzar la musculatura.

 

  • El sobrepeso y la obesidad tampoco ayudan en el proceso de fortificación del suelo pélvico, hay que bajar el peso

 

  • Hay que limitar la ingesta de líquidos a 2 litros al día, y evitar tomar exceso de líquido en las últimas horas del día.

 

  • Evitar consumir alcohol, tabaco o bebidas excitantes, aumentan la diuresis.

 

  • Contrelle Activgard: son tampones para la incontinencia urinaria de esfuerzo. Permite hacer ejercicio sin que haya pérdidas de orina. Puede llevarse hasta 16 horas seguidas.

contrelle-2.png

 

 


APP

Para las mamás que prefieran hacer los ejercicios en casa desde el principio o no disponen de tiempo para ir al fisio, existe una App genial que explica de forma detallada cómo realizar los ejercicios.

App: B-Wom

 

 

 


Esta entrada ha sido más larga de lo habitual porque el tema del suelo pélvico es muuuuy extenso y ahora está en auge, cosa que me alegra, porque demuestra que estamos más pendientes de nuestra salud y bienestar.

 

P.D: recomiendo hacer estos ejercicios, no sólo cuando penséis ser madres u os quedéis embarazadas. La realización de estos ejercicios, que refuerzan el suelo pélvico, será de gran ayuda cuando en la menopausia, por motivos hormonales, los músculos y tejidos se debiliten. Y también por nuestra salud, es recomendable hacerlos. No dejéis para mañana, los ejercicios que podemos hacer hoy.

 


Influencias, referencias, bibliografía:

One Reply to “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s