Bicho malo, también muere

Que esto no cree precedentes de que no cumplo con mi palabra….la semana pasada dije que no escribiría los martes por falta de tiempo, y heme aquí, con una nueva entrada.

Esto de tener ya una edad y que tus amigas estén teniendo babies, abre el abanico de las conversaciones típicas de mamis. Esto se traduce en bibis, vacunas, noches sin dormir, alimentación y, ¿cómo no? Enfermedades. Tanto las de los peques, como las de las embarazadas. Así que hoy veremos eso….

 

TOXOPLASMOSIS

 

 


TOXOPLASMA GONDII

Taxonomía:

Reino: Protista                                               Clase: Sporozoa

Subreino: Protozoos                                      Subclase: Coccidia

Phylum: Apicomplexa                                   Suborden: Eimeriina

Familia: Sarcocystidae

 

El Toxoplasma gondii es un parásito protozoario, es un organismo unicelular que se encuentra en la carne, en las frutas y verduras que no estén lavadas, en agua contaminada, en cajas de arena de gatos sucias…

Éste parásito es la causa de la enfermedad denominada toxoplasmosis, y puede llegar a ser especialmente peligrosa en fetos.

 

 


CICLO BIOLÓGICO

Los únicos hospedadores conocidos del Toxoplasma son los felinos. Los quistes, se encuentran en las heces de los gatos en un número elevado. Una vez expulsados los quistes, tardan entre 1 y 5 días en comenzar a ser infecciosos.

Los hospedadores intermediarios más comunes son las aves y los roedores. Estos se infectan por la ingestión de materia que puede estar contaminada por Toxoplasma gondii.

Una vez estos estén infectados, pueden ser ingeridos por un gato, este se infecta y vuelta a empezar. Es un ciclo.

 

Heces de gato/material infectado  →  Roedores/aves →  Gato  →  Heces de gato

     

Este ciclo tiene otra vertiente. El Toxoplasma gondii puede infectar agua o alimentos, si estos son ingeridos por ganado ovino o porcino, se infectarán con el parásito. Cuando nosotros consumamos su carne, nos infectaremos también.

 

          Toxoplasma gondii  →  Cerdo/oveja  →  Humano

            ↑                                                                    ↓

             ←      ←      ←      ←      ←      ←      ←      ←   

 

 


VÍAS DE INFECCIÓN

Una vez expuesto el ciclo, vamos a ver cuáles son las vías más comunes de infección:

  • Comer carne cruda o poco hecha de animales infectados (cerdo, cordero, etc.).

 

  • Comer fruta o verduras sin lavar

 

  • Beber agua contaminada con este parásito.

 

  • Utilizar utensilios de cocina que estuvieron en contacto con la carne infectada (tablas para cortar alimentos, bandejas, platos, cuchillos, pinchos, tenedores, etc.).

 

  • Tocar con las manos, sin guantes, las heces de un gato infectado o no lavarse las manos después.

 

  • Recibir un trasplante de órganos o sangre infectada por toxoplasmosis

 

 

Resultado de imagen de toxoplasmosis

 

Muchas personas, al conocer que su gato pudiera transmitirle la toxoplasmosis durante el embarazo, decide deshacerse de él.

 

¿Nuestro gato puede ser un peligro para nuestra salud?

 Nada más lejos de la realidad. Un gato casero, que sale solo por el jardín, por la parcela que forme nuestra casa y que tenga una buena alimentación a base de pienso y comida enlatada, es muy complicado que pueda contagiarse de Toxoplasma y transmitirnos la enfermedad.

 

Hay ciertas normas de higiene que debes cumplir para asegurar la protección:

  • Recoger siempre las heces del gato antes de 24 horas, en ese tiempo, el parásito NO es infeccioso.

 

  • Que esa tarea la realice otra persona.

 

  • Realizar la tarea con guantes o lavarse muy bien con agua y jabón tras la recogida.

 

Si nuestro gato hubiera podido estar infectado por toxoplasma antes del embarazo, pasadas 3 semanas, el gato desarrollaría inmunidad y no podría contagiarnos.

 

Dicho esto, no hay excusas para abandonarlos!!

 

 


DIAGNÓSTICO

La infección se confirma con un análisis de sangre rutinario durante el embarazo. Si el diagnóstico fuera positivo, al bebé se le realizaría una amniocentesis 4 semanas después de la infección de la madre, como pronto, y antes de las 18 semanas de embarazo.

 

 


FISIOPATOLOGÍA

El Toxoplasma gondii puede infectarnos por vía nasal y por vía oral. La vía más común es la oral, mediante la ingesta de alimentos o líquidos.

Una vez dentro de nosotros, el parásito puede localizarse en los ganglios linfáticos, cerebro, pulmones y cualquier otro tejido u órgano del cuerpo.

Cuando una embarazada se contagia, no aparece ningún tipo de síntoma, no es perceptible para ella y tampoco tiene consecuencias graves.

Sin embargo, para el feto sí. Si la madre se infecta durante el primer trimestre, menos del 5% de los bebés se infectan, hay un bajo riesgo.

El bebé tendrá menos de 60% de afectaciones si la infección comienza durante el primer trimestre.

Cuando el feto se infecta durante el tercer trimestre, la afectación cerebral puede ser grave, pudiendo producir microcefalia o hidrocefalia, lo que lleva a graves consecuencias psicomotoras. El riesgo es más elevado si estamos por encima de la semana 25 de gestación.

La mortalidad y el riesgo de aborto son muy altos, y los que sobreviven pueden padecer graves consecuencias como retraso mental, epilepsia, lesiones encefálicas, corriorretinitis o miocarditis clínica.

 

 


SÍNTOMAS

Los síntomas que un adulto o niño podrían padecer en caso de no ser asintomática son:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos en cuello

 

  • Dolor de cabeza

 

  • Fiebre

 

  • Dolor muscular

 

  • Dolor de garganta

 

 

 


TRATAMIENTO

En caso de una infección en adultos o niños, normalmente no hace falta tratamiento porque la enfermedad acaba remitiendo sola. Se manifiesta como un resfriado.

Si la enfermedad persiste: Pirimetamina + Sulfadiacina + Ác. fólico

 

En caso de embarazo:

  • Embarazada: Espiramicina (1º y 2º trimestre)

Pirimetamina + Sulfadiacina + Ác. fólico

 

  • Niño tras el parto (durante un año): Pirimetamina + Sulfadiacina + Ác. fólico

 

 

 

**Tanto los remedios caseros como los tratamientos de farmacia deben estar supervisados por un médico o farmacéutico y nunca deben hacerse por nuestra cuenta sin consultarlo previamente.**

 

 


PREVENCIÓN

Como decía anteriormente, el contagio puede producirse por la ingesta de carne poco cocinada o cruda, por comer verduras y frutas sin lavar y por una higiene descuidada.

Medidas de prevención:

  • Cocinar bien la carne a una temperatura de más de 70ºC.
  • Lavar muy bien la fruta y las verduras antes de comerlas
  • Si tenéis gatos o por vuestro jardín rondan y os gusta la jardinería, hacer todo el trabajo con guantes, o lavarse muy bien con agua y jabón después de terminar.
  • Lavar los utensilios de cocina muy bien después de haberlos utilizado.
  • Lavarse las manos antes y después de cocinar
  • Para las amantes del jamón, congelarlo durante un mínimo de 48 horas a una temperatura de más de -20ºC
  • Los embutidos curados pueden contener toxoplasma
  • Los embutidos cocidos, están libres del parásito

 

 

Consejo:

Para las amantes del jamón. El hecho de que compréis un buen jamón 5 jotas porque las posibilidades de que tenga toxoplasma son menores, no es del todo fiable. Las posibilidades son más bajas, por supuesto, pero nadie os asegura no os haya tocado la papeleta premiada. Es mejor prevenir, que total, son solo 9 meses.

Me sé de una que estará pensando: SÓLO 9 nueves meses?? Y una porra!!

 

 

 


Y hasta aquí la entrada sobre la toxoplasmosis. Espero no haber metido miedo en el cuerpo a las mamis, sobre todo a las primerizas. Siguiendo unas simples pautas, todo va sobre ruedas y se puede disfrutar del jamón, que casi casi, sabe igual que el no congelado.

6 Replies to “Bicho malo, también muere”

  1. jajjajajajja, y sé yo perfectamente de quien te has acordado, o me equivoco??? Pues es cierto que si que tengo un poco miedo en el cuerpo, no por el artículo en si, sino porque el otro día me comentaron que no es totalmente fiable que la congelación mate al parásito, y mi cabeza se plantea de verdad aguantarme pero… es superior a mis fuerzas y mira el que motivo es bien importante…. jajjajaja. Veremos a ver que va pasando. Un besito mi BOMBÓN!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. jajajaja, estás acertada, pensaba en tí!! Es cierto que las dos opiniones están ahí. Mi profesor de nutri decía que ni aún congelado hay que comérselo. Pero también he contrastado con cuatro farmas, que además son nutricionistas y coinciden en que puede congelarse. No hay una respuesta firme ante el dilema, por ahora.
      Pero como tu dices, veremos que va pasando!
      Un besazo mi Prinsesa!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s