Sólo el calor sufrido, da a la sombra sentido

A pesar de que septiembre ya está asomando las orejas, sigue haciendo calor de pleno verano. Y este calor puede tener malas consecuencias si no tomamos las medidas adecuadas, sobre todo para la población más vulnerable, niños y ancianos. Hoy en el blog os hablo de…

 

LOS GOLPES DE CALOR (HIPERTERMIA)

 

La hipertermia se define como un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de la normal (36.5ºC).

 

 


CÓMO IDENTIFICARLA

Antes de comenzar a atender a la persona, debemos llamar de forma inmediata a emergencias (112).

Despues de haber pedido ayuda, lo primero que debemos hacer es ver el estado de la persona.

Si la persona presenta un bajo o nulo nivel de conciencia y al tocarla la notamos muy caliente, con fiebre, podemos pensar que ha sufrido un golpe de calor.

Para confirmarlo, debemos tener en cuenta los siguientes signos y síntomas:

  • Debemos saber las condiciones en las que se encontraba la persona antes de que se produjera el golpe de calor. Es decir, si estaba haciendo ejercicio intenso, si el ambiente en el que estaba era muy húmedo y caluroso, falta de ventilación, que llevara ropa gruesa a pesar del calor….

 

  • Para considerarlo hipertermia, la persona debe presentar una temperatura corporal de más de 40ºC.

 

  • Como decía antes, el nivel de conciencia es muy débil, pudiendo llegar al coma y tener convulsiones.

 

  • Cuando comprobemos las constantes vitales de la persona (respiración, pulsaciones), notaremos que el corazón bombea de forma muy acelerada, pero el pulso lo tendrá débil y con pocas pulsaciones.

 

  • También tenemos que fijarnos en los signos que presenta la piel. Estará muy caliente, con las mucosas secas (boca y nariz), la persona estará sudando pero el aspecto de la piel será de piel seca, deshidratada.

 

  • Si la persona que está sufriendo el golpe de calor es familiar o amigo y sabemos que puede estar tomando medicamentos, debemos comunicarlo al equipo de la ambulancia, ya que hay fármacos y sustancias que pueden producir trastornos de la temperatura como los antihistamínicos, anticolinérgicos (actúan en el sistema nervioso periférico, para vómitos, asma, intestino…), fenotiazinas (para trastornos emocionales, mentales y náuseas), neurolépticos, cocaína, éxtasis…

 

No siempre los golpes de calor tienen graves consecuencias, la persona puede recuperarse a los pocos minutos sin consecuencia alguna. Pero no siempre es así.

 

El golpe de calor puede ser grave si la persona:

  • Tiene una frecuencia respiratoria de más de 40 respiraciones por minuto, es decir, está hiperventilando.

 

  • Su temperatura supera los 41ºC

 

  • Presenta convulsiones y entra en coma

 

 


¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Tenemos que enfriar a la persona lo antes posible de las siguientes formas:
    • Quitarle la ropa
    • Rociar a la persona con agua fría
    • Ponerle paños húmedos
    • Enfriar con hielo zona de las muñecas, debajo de la nuca, antebrazos
    • Crear una corriente de aire, abriendo ventanas, ventilador, abanicando…

 

  • Rehidratar a la persona siempre que esté consciente. Si está inconsciente colocarla en posición decúbito lateral, es decir, ponerla tumbada y de lado, para evitar que se atragante con su vómito (si vomita) y se ahogue.

 

  • Por último, no dejar de vigilar a la persona por si hubiera cualquier cambio en su estado.

 

 


¿CÓMO EVITAR EL GOLPE DE CALOR?

Ahora que ya sabemos cómo actuar cuando una persona sufre un golpe de calor, vamos a ver cómo podemos evitar que ocurra:

  • Debemos evitar la exposición al Sol en las horas centrales del día (12:00 – 17:00).

 

  • Si empiezas a notar cansancio y mareo, buscar un lugar a la sombra, fresco, ventilado y si es necesario, aflojarte la ropa.

 

  • Utiliza prendas que te protejan del Sol, como pueden ser los sombreros, gorras, sombrillas.

 

  • Bebe abundante agua o consume líquidos (zumos, frutas, verduras), es muy importante estar bien hidratado.

 

  • No hagas comidas pesadas si vas a estar expuesto al Sol o en la calle, porque su digestión aumenta la temperatura interna.

 

  • Viste ropa ligera que permita la transpiración.

 

  • Vigilar a los más pequeños y a los más mayores de la casa, ellos son los más vulnerables.

 

 

 


Este post ha sido más cortito que los anteriores, pero muy útil.

Ojalá no nos tengamos que encontrar con un caso así, pero si nos ocurre, ya sabemos cómo actuar y sobre todo, ya sabemos cómo prevenirlo.

 

P.D: No nos olvidemos de nuestros compañeros peludos (gatos, perros…), ellos también pueden sufrir un golpe de calor y es importante prevenirlo. Que tengan sombra y agua en abundancia durante todo el día.

6 Replies to “Sólo el calor sufrido, da a la sombra sentido”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s