“Gusanillos´´ a la mar

Hoy voy a abordar unos de los temas que ha vuelto a relucir en la palestra y que preocupan a la población

EL ANISAKIS

 

El Anisakis es un parásito cuyo hospedador directo u hospedador principal, son los pescados y los cefalópodos (calamar, sepia, pulpo…).
Las larvas de Anisakis viven libres por el mar y son ingeridas por los crustáceos, y estos, son ingeridos a su vez por los peces.

Una vez que el Anisakis está en el interior del pez, va viajando poco a poco desde el estómago hasta el músculo del pescado. De ahí, que sea menos probable “pillar´´ Anisakis cuando el pescado es fresco, porque el parásito aún se encuentra en el estómago y eso es lo que tiran en la pescadería.
Cuando el pez muere, el Anisakis que se encuentra en el músculo, forma un quiste, y eso es lo que vemos cuando el pescado está infectado por este parásito.


¿Cómo nos infecta el Anisakis? ¿Por qué produce alergia?

El Anisakis cuando entra en nuestro organismo, se une a las paredes intestinales dándonos un bocaillo. Su saliva se libera y el sistema inmune reacciona ante las proteínas presentes en la saliva. Ese proceso, se denomina alergia.
Lo síntomas que produce son: fuerte dolor abdominal, náuseas, vómitos y unas décimas de fiebre, y en ocasiones puede aparecer erupción en la piel.
La infección por Anisakis, puede ser peligrosa si el bicho perfora el intestino y empieza a acampar por el resto de órganos, pudiendo afectar al hígado, páncreas, ovarios… Por suerte, esto ocurre en raras ocasiones.
Las personas alérgicas al Anisakis, no pueden comer pescados ni cefalópodos que contengan el parásito, ya esté vivo o muerto, porque aun así les producirá alergia.
La cadena de consumo hasta que el Anisakis llega a nosotros, es esta:

Larva → Crustáceo → Pescado → Humano


 

¿Qué podemos hacer para evitar encontrarnos con el bichejo?, ¿Y para acabar con él?:

Si compramos el pescado fresco, hay que limpiarlo y quitarle las vísceras lo antes posible, para que el Anisakis no avance hacia el músculo, como comentaba antes.

La congelación es uno de los métodos que matan al Anisakis. Debemos congelar el pescado durante CINCO DIAS a una temperatura de – 20ºC. Para estar seguros de que nuestro frigorífico alcanza esas temperaturas, debe tener 3 *** o más. Si no es así, es conveniente comprar el pescado ya congelado. Siempre utilizar este método si vamos a preparar sushi o pescado crudo.
Los métodos culinarios a la hora de cocinar el pescado son muy importantes, ya que el calor mata al bicho: la COCCIÓN o el HORNEADO, son métodos fiables, porque se alcanzan altas temperaturas por TODA la superficie del pez. Hornear a 180ºC durante 10 minutos, garantiza la muerte del bicho.

No ocurre lo mismo con la FRITURA o la PLANCHA, hay zonas que podrían no alcanzar la temperatura adecuada y no matar al parásito. Pero si elegimos cocinarlos por estos métodos, hay que asegurarse de que alcanzamos una temperatura de 70ºC por TODO el pez.

Si vamos a darnos un homenaje con langostinos, bogavantes, gambas, centollos… (se me hace la boca agua solo con escribirlo…) hay que seguir siempre la misma regla: cocinarlos cocidos o a la plancha.

 

P.D: el microondas NO mata al parásito

 

Y si estáis pensando que si nos estamos zampando al bicho aunque esté muerto…. la respuesta es sí, ñam!

 


 

¿Hay que congelar todo lo que venga del mar?

No, no hace falta. Esta es una lista de lo que hay y no hay que congelar:

Hay que congelar:

Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche.

Sashimi, sushi, carpaccios y todo lo que se consuma crudo

Pescado marinado

Huevas de pescado crudas o prácticamente crudas

Arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o ligeramente salados

Pescados marinos sometidos a ahumado en frío

 

  • Si estos productos se han comprado ya así, la congelación la ha hecho el fabricante y no haría falta cumplir los plazos estrictos de congelación.

 

No hay porqué congelar:

Las ostras, mejillones, almejas, coquinas y demás moluscos

Los pescados de agua fría y dulce de pantanos, ríos, lagos…y las piscifactorías de agua dulce

Las semiconservas como las de anchoas (en envase metálico, de vidrio…)
Los pescados desecados con sal como el bacalao o las mojamas

 


 

Tratamiento para la infección por Anisakis:

En muchas ocasiones, el tratamiento de los síntomas es suficiente para acabar con la infección, que acaba curándose sola con el paso del tiempo.

Lo que se puede hacer, bajo supervisión médica, es tomar antiácidos o “protectores de estómago´´ para evitar el daño de la mucosa intestinal.
El mejor tratamiento, es la extracción del parásito mediante una endoscopia digestiva, y cuanto antes mejor, porque al parásito le gusta jugar al escondite por el intestino….
Para los síntomas de la alergia, podemos recurrir a antihistamínicos, corticoides y antiparasitarios, pero siempre bajo la recomendación del médico o el farmacéutico.

 
**Tanto los remedios caseros como los tratamientos de farmacia deben estar supervisados por un médico o farmacéutico y nunca deben hacerse por nuestra cuenta sin consultarlo previamente.**

 


 

 

Y hasta aquí la información y recomendaciones sobre el Anisakis. Y si alguna vez nos hemos zampado algún Anisakis, olvidémoslo y “gusanillos´´ a la mar

12 Replies to ““Gusanillos´´ a la mar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s